Masaje relajante

masaje relajanteEl masaje relajante tiene la justificada fama de ser un proceso grato que nos sume en una agradable sensación de placentero sosiego, algo absolutamente terapéutico a niveles psíquicos y físicos.

Un masaje relajante debe ser suave y con un tacto delicado pero a la vez firme, con un ritmo armónico sin brusquedades, siempre suave incluso cuando se trabaja sobre contracturas o zonas dolorosas.

El ambiente debe ser agradable, con una luz tenue y una música suave que incite a la relajación.