Depresión

Cuándo una persona sufre depresión, se producen cambios en su forma de sentir, de pensar y  de actuar.

Estos cambios aparecen por una pérdida de reforzadores, es decir, algo importante para esa persona desaparece o pierde su valor. Ejemplos típicos son la pérdida de un ser querido o del trabajo.

Los pensamientos negativos propios de la depresión son automáticos, aparecen de repente y además se asumen como ciertos. Una de las cosas que se trabaja en terapia es la de modificar estos pensamientos y cambiarlos por otros más objetivos.

La otra línea de trabajo se centra en las actividades diarias, ya que tienen mucho que ver en lo bien que nos sintamos al final del día.