Reiki

Un tratamiento de Reiki te crea un estado emocional de paz, armonía y alegría interior (salvo raras excepciones en que el paciente necesita llorar explotando algún recuerdo que tiene interiorizado) que es recomendable en cualquier momento y a cualquier edad.

El tratamiento de Reiki te ayuda positivamente a mejorar tu salud pues actúa sobre los chakras y sobre las energías sutiles del organismo, de forma que equilibra y canaliza las energías interiores y consigue excelentes resultados. Piensa que el Reiki es energía inteligente que actúa de una forma holística regenerando el estado físico, el estado emocional y el estado espiritual de tu persona; de esta forma, el Reiki se alía con la enfermedad para que ésta le indique, y al mismo tiempo va dotando al organismo de las propias facilidades de sanación necesarias para que la enfermedad encuentre una salida natural y decida abandonar el cuerpo del paciente, con lo que éste queda curado. En el mejor de los casos cuando se trabaja con un cuerpo sano, el Reiki crea las condiciones y mecanismos necesarios para que la enfermedad no encuentre ningún interés ni tampoco apoyo para alojarse en el cuerpo del paciente.

Prinicpios REIKI

 "Sólo por hoy no te preocupes"
 "Sólo por hoy no te irrites"
 "Sólo por hoy sé amable con todos los que te rodean"
 "Sólo por hoy realiza tu trabajo honradamente"
 "Sólo por hoy agradece todos los dones de tu vida"

En definitiva, "Sólo por hoy" nos propone vivir siempre en el "Aquí y ahora", en este instante, porque cada instante es único y...ya pasó. Cada día es una sucesión de instantes y una nueva oportunidad para poner en práctica lo mejor de nosotros, pero no para nuestro EGO, sino para nuestra ALMA.

"Solo por hoy"...quiere simbolizar la idea de que no debemos tener remordimientos ni sentir culpas del pasado,  debemos comprender que en aquel momento concreto actuamos según nuestros condicionamientos de entonces: "hicimos lo que pudimos" y que aquello fue el resultado de nuestro grado evolutivo anterior, por lo que actuamos lo mejor posible en ese momento, y que por ello debemos agradecer la lección que aprendimos entonces, la cual nos ha permitido que esa acción no se vuelva a repetir en nuestra vida actual.

Asimismo, tampoco debemos "pre-ocuparnos" por el futuro, porque nosotros mismos con nuestras acciones diarias creamos nuestro futuro, y las situaciones por las que pasamos son exactamente las que necesitamos en cada momento, ya que cada una encierra una lección que debemos aprender para nuestro proceso de evolución; por ello, debemos agradecer a cada situación, sea agradable o no, y seguir nuestro camino con aceptación.

En definitiva, "Sólo por hoy" nos propone vivir siempre en el "Aquí y ahora", en este instante, porque cada instante es único y...ya pasó. Cada día es una sucesión de instantes y una nueva oportunidad para poner en práctica lo mejor de nosotros, pero no para nuestro EGO, sino para nuestra ALMA.